EL ENCUADRE (II)

En el anterior post sobre el encuadre (límite físico de la imagen que presenta lo que se ve en pantalla) acabamos con la imagen en primer plano del rostro de Tom Hanks en la película “Naufrago”.

No fue algo al azar. Era una segunda prueba de la influencia que tiene un determinado encuadre en la narración de la película.PLAYA NAUFRAGO

Viendo esta imagen y con la inestimable ayuda del buen hacer del actor, intuimos que fuera del encuadre, fuera del plano, hay algo que le está causando asombro o temor. Nosotros aún no lo vemos, pero el director nos crea así el suspense sobre lo que va a venir a continuación.

Este recurso lo podemos descubrir en infinidad de momentos a lo largo de cualquier película. Y si no, acudir a la videoteca, sección western.

La perspectiva de la cámara con respecto al objeto o la acción, también influye en el sentir del espectador. ¿Qué diríamos de una imagen tomada perpendicular a un vehículo? ¿No tendríamos la sensación de que está parado? Sin embargo si nos situamos ligeramente de frente, aporta dinamismo a la composición.

Aunque parezca mentira el trabajo con el encuadre puede afectar a la percepción del tamaño y forma de las cosas. ¿Cuántos gigantes dejarían de parecerlo si se situasen a la misma distancia de la cámara que los protagonistas? Los Hobbits de “El señor de los anillos” podrían compartir estatura con el resto si se sentasen junto a los hombres o magos.

Cada encuadre del director implica una significación. Podemos empezar a ver lo que nos rodea con nuevos ojos.

CLIND EASTWOOD

Anuncios

El gran tesoro que mantiene en su casa Tom Hanks

Actualmente un gran y reconocido actor de Hollywood, así como sucede con muchos dedicados al séptimo arte, tienen gustos excéntricos y también colecciones privadas de algún objeto en especial que les ha llamado la atención o bien siempre han deseado tener como un gran tesoro, como sucede en el caso del actor Tom Hanks, que sin duda no es la excepción a la regla y por el contrario mantiene hasta la fecha una obsesiva, si se desea llamar así, colección de maquinas de escribir.

Así que Tom, ¿qué tienes ahí? Alrededor de 200 máquinas de escribir portátiles? Y si, lo leyeron bien, a Tom Hanks le gusta más el sonidio de un golpe de tecla mecánica. La gira mundial de promoción de la película Larry Crowne significaba dejar la colección en casa, algo por lo que claramente estaba luchando. Tom hizo lo más sensato y tomó su modelo Corona de confianza con él. Es portátil después de todo.

Tom no se detuvo allí, sin embargo, a lo largo de la gira publicó fotos que muestran lo que hace una vez termina de rodar un capitulo y como plácidamente se sienta con su  siempre fiel maquina e inspirarse a escribir un par de líneas. En su mayor parte, las piezas de su colección son completamente funcionales, debido a la dedicación de Tom para mantener a todos en plena forma. Su amor se deriva de la naturaleza permanente de todo lo que se produce en una máquina de escribir manual, es una nota escrita y  de esta manera es como el sentimiento mas profundo y como grabar esto en piedra, según dice el actores.