Dando forma a los storyboard.

Podemos decir que el storyboard tiene dos partes claramente diferencias.

storyboard

La primera es la planificación del mismo en la que se tiene que dar forma por escrito a lo que luego se va a realizar de forma gráfica. Esta parte no hay que infravalorarla con respecto a la primera. Todos aquellos que se dedican al mundo de la filmación profesional aconsejan meditar mucho, madurar las ideas sobre lo que se va a hacer antes de coger el lápiz y ponerse a dibujar. También se aconseja el hacer un “diario” de ideas en el que se va recogiendo durante algún tiempo la nube de ideas que sin duda cualquier proyecto siempre trae consigo. Este diario-guión se puede luego seccionar en algo parecido a lo que serán las escenas. Se puede realizar con hojas separadas o incluso, si disponemos de espacio, en una pizarra blanca con notas o post-it. Esto nos permite hacer una disposición más cómoda en cuanto al tiempo, cambiar escenas de sitio con solo cambiar una nota, y nos da una idea más gráfica de la temporalidad del rodaje.

La segunda parte consiste en  plasmar cada una de esas notas al papel en forma de dibujos y gráficos, pero también como dijimos, y no menos importante, en notas al margen de cada dibujo que nos especifique sobre encuadres, ángulos, tiempos, movimientos,…

Para la parte gráfica cada uno debe de buscar sus propios trucos de trabajo. Si indagamos en el mundo de los realizadores de storyboard encontraremos consejos para todo tipo cuestiones. Hay quienes gustan de usar lápices de distintos colores para marcar las “familias” de elementos que intervienen. Otros nos aconsejarán de hacer bocetos en lápiz azul hasta que esté perfilado y luego pasar a bolígrafo o rotulador y fotocopiar; así no saldrá el boceto y quedará más limpio.

Lo importante es perfeccionar una forma o norma de trabajo que a nosotros nos resulte comprensible.storyboard planilla

Organizando el trabajo. Storyboard (II)

sbStarWarsA la hora de organizar un storyboard se deben de tener en cuenta algunas cosas importantes.

Una de ellas es definir desde un principio el formato en el que se va a rodar la película para, de igual forma, definir la proporción de las viñetas: 4/3,16/9,… Ya que podríamos definir como aparecen los objetos y llevarnos la desagradable sorpresa de que no entre luego en el encuadre.

De hecho, no se debe iniciar un storyboard a la ligera. Si hay “nube” de ideas que nos rondan la cabeza, es mucho mejor anotarlas en un borrador escrito antes de empezar a dibujar. Se puede hacer de forma esquematizada, lo que luego ayudará a hacer más fácilmente el trabajo. Cada idea principal o secundaria, debe anotarse de forma secuencial.

Si bien sería muy recomendable saber dibujar bien, también se puede obviar este aspecto marcando trazos más o menos definidos de cada uno de los elementos ya sean actores, atrezzo o cualquier otro que se nos ocurra que nos ayude en el momento de la grabación.

Además los storyboard deben estar “vivos”, es decir, estar abiertos a continuas modificaciones según las nuevas ideas que vayan surgiendo y las sugerencias de los que participan en la empresa.

De hecho siempre hay anotaciones al margen o debajo que se deben hacer, para indicar el número de secuencia (SC), si hay algún efecto especial que haya que incluir (FX), edición digital (ED), o cualquier otra que nos sea de utilidad. Además no hay que ajustarse a patrones establecidos, siempre y cuando sea una producción propia.

storyboard alumnos

Storyboard. Planificación del trabajo.

Es un conjunto de ilustraciones que detallan aspectos del rodaje de una película, corto, animación, vídeo, etc, tales como los elementos que van a salir en un determinado encuadre, ya sean estos personajes, atrezzo, paisaje o fondo, el plano y tipo de plano, con los movimientos de la cámara para los encuadres, el orden del rodaje, el tiempo de duración de cada secuencia, …

storyboard

Se trata, por tanto, de la estructura de la película para que sirva como guía en el momento del rodaje facilitando el mismo y ayudando al no menos importante ahorro de tiempo y de dinero, evitando montajes y desmontajes de escenarios que se van a usar en más de una escena, errores en la secuenciación de los planos, y todo aquellos que rompa la continuidad en un film.

El tener secuencialmente definido un storyboard no significa que se vaya a rodar así. Antes bien ayuda a establecer una línea de trabajo en función de los parámetros que ya hemos explicado antes.

Sería ilógico desplazar dos veces un equipo de rodaje a una misma localización de exteriores por estar situada la secuencia en momentos distintos de la película, salvo el caso en el que haya un claro cambio temporal, por ejemplo, de estación (verano, invierno,…)

Fue la factoría Walt Disney la que formalizó el trabajo con los storyboard en los años 30 como forma de trabajo para sus film de dibujos animados. En gruesos trazos de lápiz se iba esbozando las imágenes que después los animadores definían con los dibujos necesarios definitivos y su color.

JoeGrant3_Disney

Esta técnica fue perfeccionada en los años 40 y al día de hoy, se ha hecho indispensable en todo lo que esté relacionado con el rodaje de vídeo y película, ya sea artístico o comercial.