Las Gafas de Sol en el Cine Moderno

Las gafas de sol nacieron como con el objetivo de servir de protección contra los rayos solares y evitar el deslumbramientos pero lo cierto, es que se trata de un complemento muy influenciado por la moda y popularizado en parte, por los papeles que han protagonizado en la gran pantalla. Han ido de la mano de grandes actores y actrices y muchos modelos ya forman parte de la historia del cine.

Muchos de vosotros recordareis modelos tan característicos como las Persol 714 que llevaba Steve McQueen        en la película El secreto de Thomas Crown en el año 1968, las Ray Ban Wayfarer que lucían los Señores de Reservoir Dogs, o aquellas en forma de corazones que se lucían en Lolita de Stanley Kubrick.

Muchas de ellas, se han reeditado con el paso de los años siendo todo un éxito y además convirtiéndose en todo un icono de moda.

Sin embargo, también hay películas mucho más recientes, cuyos protagonistas han lucido gafas que también se han quedado en la retina de los espectadores y han ganado gran popularidad.

Algunos ejemplos son:

En el año 2012, James Bond, interpretado por Daniel Craig, lucía en Skyfall unas Tom Ford MarkoFT0144. La que hacía la 23 película de esta famosa saga contaba con Tom Ford como artista invitado y las gafas de sol estilo aviador metalizadas se convirtieron también en protagonista.
daniel-craig-tom-ford-108

El protagonista de la película El libro de Eli (2011), Denzel Washington, también cuenta en todo momento con sus gafas de sol. En este caso, unas Oakley Inmate 05-632 que caracterizan completamente al personaje.
oakley_holbrook_9102_24_gris_humo_-_negro_iridium_1
El 2002, Thom Hanks intenta desenmascarar a Frank (Leonardo DiCaprio) en Atrápame si puedes y las Ray Ban Clubmaster forman parte de su atuendo. A día de hoy, este mítico modelo de la firma italiana se ha reeditado incorporando nuevos materiales y colores.

Tom-hanks-attrape-moi-ray-ban-clubmaster

Anuncios

Organizar la producción de un vídeo

Ya sea que está produciendo un vídeo hecho con su presupuesto y para usted o emplea a un proveedor externo, apoyar su aprendizaje, proporcionar información, o como parte de un proyecto de investigación – el proceso puede ser lento y potencialmente muy caro.  El curso normal de la producción tiende a separarse en tres fases diferenciadas: pre-producción (o planificación), la producción (o rodaje) y post-producción (o edición). Las fases que deben hacer frente a mayores costos son casi siempre la producción y post-producción. Esto  porque generalmente  estas etapas emplean la mayor parte de los recursos físicos utilizados en un proyecto (viajes, soportes de grabación, equipos, personal) es importante para gestionar estos recursos y los riesgos involucrados tan eficientemente como sea posible – y para ello es necesario planificar cuidadosamente.

La organización de una producción de vídeo es muy similar a la planificación de cualquier otra actividad que requiera cierto grado de premeditación. Por conveniencia, la estructura de este documento ha sido desarrollada a partir de la interacción actual de proyectos en ambientes controlados metodológicamente en la gestión de proyectos y utiliza la terminología estándar de PRINCE2 en su caso.

Durante la fase de organización deberá tener en cuenta:

  • ¿Cómo va a utilizar el video para su mejor ventaja
  • Como el vídeo se ajustará en su docencia o bien investigación del programa
  • ¿Cómo va a gestionar la accesibilidad
  • Lo que se pretende lograr, qué problemas el vídeo tiene que resolver
  • Sus videos estructura y el estilo
  • Su presupuesto, los plazos y los recursos de terceros
  • ¿Quién va a ‘firmar’ el vídeo y cómo se consigue esto
  • Monitoreo y evaluación de su producción.