La fiebre por los minions arrasa en la red

El verano, época de blockbusters y películas infantiles por excelencia, trae este año el estreno de una esperada joya de animación, ‘Los Minions’, una cinta en la que tres de los pequeños ayudantes amarillos del otrora villano Gru, Kevin, Stuart y Bob, pasan de secundarios a protagonistas.

Hace un par de semanas llegó a las carteleras españolas la película, pero la pesada maquinaria promocional de Universal ya llevaba tiempo en marcha e internet se encuentra plagado de todo lo habido y por haber… estilo minion. Mochilas, camisetas, gafas grandes y petos vaqueros por doquier pueblan tiendas online y redes sociales.

De hecho, la vuelta al cole de este año va a estar irremediablemente cubierta de amarillo si hacemos caso a los divertidos catálogos de material escolar de los minions con el que equipar a los niños que llenan la red, por mucho que según la crítica cinematográficamente la supere otra animación, Inside Out -con nada menos que los estudios Pixar y Disney detrás-.

minions2

La cinta, que recaudó más 5,3 millones de euros en España en su primer fin de semana, se convirtió en el mejor estreno de animación en seis años -nada igual se había visto por aquí desde 2009 con ‘Ice Age: el amanecer de los dinosaurios’- y ha superado los 830.000 espectadores.

 

De hecho, en las últimas semanas, aún antes de su estreno, los amarillos ya coparon la red, y no sólo entre los más pequeños. Las redes sociales se han llenado de fotografías de niños y adultos disfrazados a lo minion -el collage de arriba es un ejemplo-, videos caseros de los fans en actitudes más o menos ridículas y manifestaciones artísticas de lo más diverso, desde una graffiti hasta una curiosa manicura. Y buena parte de todo ello lo han recopilado en la sección Fan-made– de la página oficial de ‘Los Minions, un auténtico museo virtual del fanatismo minion.

 

Esta precuela de ‘Gru, mi villano favorito se remonta a finales de los años 60, cuando tres de estos enanos amarillos, Kevin, Stuart y Bob, acostumbrados a servir a maquiavélicos amos y señores desde el origen de los tiempos -sirvan el T. Rex y Napoleón como ejemplo- se quedan sin jefe ni norte y deciden recorrer medio mundo, con parada en el Swinging London, en busca de Scarlett Overkill, una de las malas malísimas del momento. Y ese road trip es lo que se narra con gracia en este filme.

 

En la dirección está de nuevo el realizador Pierre Coffin, cocreador de la saga y que además pone su voz a los tres pequeños protagonistas – en todos los idiomas, ya que el minion no se traduce-. Le acompañan en la labor Sandra Bullock, en el papel de Scarlett Overkill, Jon Hamm (‘Mad Men’) y Michael Keaton (‘Birdman’). En la versión patria se han encargado del doblaje Alexandra Jiménez (‘Los Serrano’) y Quim Gutiérrez (‘La gran familia española’), mientras que en Latinoamérica la voz la han puesto los cantantes Thalía y Ricky Martin.

Anuncios